top of page

Regresiones: un viaje por el tiempo



En hipnosis, se maneja el concepto de regresiones. Una regresión es una técnica que hace que la persona recuerde acontecimientos de eventos pasados y los pueda revivir en el presente. Pero, ¿Cuál es la finalidad de revivir acontecimientos ya vividos?. La respuesta: revisar como estos eventos están afectando la toma de decisiones presentes. Desde el punto de vista antropológico, somos seres programados en base a nuestra basta información sobre nuestros contextos sociales y culturales. Estamos configurados para vivir en el medio ambiente en base a lo conocido y muchas veces programados para sobrevivir.


Las regresiones en este punto permiten a los pacientes que puedan viajar a través del tiempo para indagar sobre acontecimientos no procesados. Decir que un suceso pasado no fue procesado, significa que la persona que vivió el evento, no ha podido alcanzar una enseñanza o un propósito con respecto al mismo. Al no haber propósito en la percepción, los eventos se vuelven traumáticos. Esta indagación hacia el pasado tiene que ver con contextos emocionales muy fuertes, Cuando esto sucede, por lo general el niño o la niña crean ciertas resoluciones con respecto a como es la vida, como es la relación de una pareja, como es la interacción con las personas, etc.


En estos sucesos con un potente nivel de emoción donde existe una resolución que causa un conflicto, se produce un trauma. El trauma en definitiva, es un evento no procesado, por lo que no hay experiencia. Por lo tanto, al no poder ser procesado por falta de aprendizaje, el evento persistirá hasta que logre ser asimilado y se llegué a concientizar el propósito de lo vivido. Cuando por fin se alcanza el entendimiento del contexto sobre lo sucedido se pasa a la experiencia. La experiencia no es más que haber procesado el suceso y haber aprendido del mismo, dando como resultado el recuerdo del suceso sin ningún tipo de sufrimiento o dolor, solo queda el aprendizaje y la conclusión.


Viajar por el tiempo, puede ser una buena opción para volver a conectar con ese niño interior afectado. También podemos observar que no todos los eventos con una fuerte emocionalidad desembocan en un trauma. La introspección al pasado también es una herramienta que nos puede ayudar a encontrar las herramientas que necesitamos fomentar en el tiempo presente y han estado ahí olvidadas: sueños, ideales, la sensación de poder hacer lo que queremos, la realización de jugar y disfrutar en la vida.





Recorrer como un viajero en el tiempo puede ayudar a que en el momento presente dejes atrás la tristeza y depresión por eventos pasados y puedes visionar un futuro que se alinee con tus más grandes metas, libre de ansiedad y frustración. El tiempo es cíclico y el presente estará siempre en constante movimiento con tus percepciones pasadas y futuras.

47 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page